Cómo reducir la talla de la cintura

Este es uno de los objetivos más buscados. Reducir la talla de cintura se logra básicamente reduciendo la cantidad de grasa corporal.

El ingrediente principal y absolutamente más importante para disminuir la grasa corporal (y reducir la talla de la cintura) es el de crear un déficit calórico, esto es, quemar más calorías que las que comemos a lo largo del día. Si comes menos calorías que las que quemas, vas a bajar de peso. Si comes más calorías que las que quemas, vas a subir de peso. Así de simple.

Hay dos formas de lograr un déficit calórico: Consumiendo menos calorías y/o aumentando el número de calorías quemadas a lo largo del día.

¿Cómo saber el número de calorías para lograr un déficit? Pues depende de varios factores, utiliza la siguiente calculadora para identificar el número de calorías que tu cuerpo necesita cada día para mantenerse (BMR): http://es.calcuworld.com/calculadora-nutricional/calculadora-de-calorias-harris-benedict/

Este número representa la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita para mantenerse si es que no hacemos nada absolutamente todo el día. Eso quiere decir que si eres aunque sea ligeramente activo durante el día, ya vas a quemar un número de calorías mayor a este. Fíjate en el número “Calorías para adelgazar” e intenta consumir alrededor de esa cantidad.

Es recomendable buscar el déficit calórico a través de una buena nutrición en lugar de solo ejercicio. En estudio (1), las personas que realizaron solo ejercicio lograron bajar un 2.4% de peso mientras que las personas que realizaron solo dieta lograron bajar un 10.4% de peso. Es decir, ¡la dieta es casi 5 veces más efectiva que el ejercicio para bajar de peso!

La manera más óptima de disminuir la grasa y por lo tanto disminuir la talla de la cintura es la de hacerlo muy lenta y controladamente. La mayoría de personas deben buscar bajar 0.7 a 1 lb de por semana, las personas con sobrepeso pueden bajar un ritmo un poco más acelerado. Esto se debe a que si bajas de peso muy drásticamente corres el riesgo de quemar músculo y además tu desempeño sufrirá.

En resumen, disminuye la cantidad de calorías que consumes a lo largo del día. Esto lo puedes hacer comiendo menores porciones o consumiendo comidas con una baja densidad calórica como las frutas, vegetales y proteínas magras (pollo, cerdo, huevo, lomo de vaca).

Related posts

Leave a Comment